El Porqué del Bunkai: Una Guía para Principiantes

El siguiente artículo apareció en Classical Fighting Arts, Nº8, 2006 (una versión editada), y en Uchinadi: An Informal Journal for the Progressive Traditionalist de Patrick McCarthy, 3er Trimestre de 2005. Copyright © Charles C. Goodin. Todos los derechos reservados.

por Charles C. Goodin

Tras unos cuantos años de entrenamiento, la mayoría de estudiantes de Karate “conocerán” varios katas. Por descontado, hay un mundo de diferencia entre ser capaz de simplemente ejecutar los movimientos de los katas y comprenderlos verdaderamente. Bunkai significa literalmente “separar” o “desglosar” (“bun“) y “entender” (“kai“). Bunkai de kata significa desglosar los movimientos del kata y estudiar sus aplicaciones prácticas.

¿Es el bunkai realmente necesario? Si uno estudia Karate simplemente para ponerse en forma o realizar katas en competiciones, el bunkai puede parecer una pérdida de tiempo. Lo que cuenta es que se vea bien (como se define en las reglas de competición), en particular para los jueces y para el público.

Del mismo modo, el bunkai no es realmente necesario para los alumnos interesados únicamente en kumite (combate). ¿Por qué? Porque en kumite sólo las aplicaciones más básicas. Una vez leí un folleto de un torneo celebrado aquí en Hawái. Había una lista de técnicas no permitidas en la competición de kumite, cosas como: tirar del pelo, meter los dedos en los ojos, retorcer articulaciones, estrangular, proyectar, patadas a la ingle, etc. ¡Eran todas las mejores técnicas!

El kumite con reglas limita la pelea. El kata sin bunkai no tiene nada de pelea. Y si uno sólo puede dar patadas, golpes de puño, y bloquear, el Karate ofrece muy poca ventaja. Una persona más grande y más fuerte probablemente puede dar patadas, puñetazos y bloquear más fuerte, incluso sin ningún entrenamiento en artes marciales. Únicamente a través de un estudio adecuado del bunkai, el kata puede utilizarse realmente para defensa personal.

Así que, ¿qué pasa si nunca has aprendido bunkai? No te sientas mal, no eres el único.

Antes de 1900, el Karate se enseñaba en privado, normalmente sólo a uno, dos, o a unos pocos alumnos. Incluso grandes profesores como Anko Itosu tenían relativamente pocos alumnos. Estos eran alumnos “privados” que a menudo entrenaban con un profesor para toda la vida. Tales alumnos, después de aprender los movimientos y secuencias del kata, también aprendían los significados. El término “bunkai” puede que no se utilizara. El estudio de aplicaciones era una parte esencial del proceso de aprender kata. El hincapié en “bunkai” como una materia distinta sólo llego a ser necesario cuando el estudio de las aplicaciones fue reducido o eliminado por completo.

Cuando el Karate se enseñó en público, primero en las escuelas públicas en Okinawa y posteriormente en universidades y escuelas en las islas principales de Japón, los profesores de repente tuvieron que arreglárselas con grupos grandes. En lugar de entrenar con un profesor para toda la vida, los alumnos entrenaban durante únicamente unos cuantos años, o incluso sólo un único trimestre. En tan poco tiempo, los profesores sólo podían enseñar la forma más básica de Karate. Y sin conocer personalmente a cada alumno (y a su familia) durante muchos años, un profesor podía ser reacio a enseñar ciertas aplicaciones de técnicas peligrosas.

No debería resultar sorprendente el hecho de que a los alumnos privados (aquellos que entrenaban en casa del profesor o incluso en la tumba familiar) y a los alumnos públicos (aquellos que por lo general entrenaban en las escuelas) se les enseñara de manera diferente. Ahora llevemos esto hacia delante unas cuantas generaciones. Pronto, generaciones enteras de alumnos aprenderían Karate sin estudiar aplicaciones, ¡y después se convertirían en profesores!

No es posible describir aplicaciones reales de kata en este artículo, tampoco sería apropiado hacerlo – el medio impreso significa que no conozco personalmente al lector y no puedo dar fe de su carácter. Además, yo sólo sé lo que sé en mi etapa de entrenamiento. Pero aquí van algunas ideas generales sobre bunkai que puede que sean útiles para los principiantes.

Perdido en la Traducción

Los katas son secuencias de técnicas, supuestamente aquellas que el creador (o modificadores) del kata encontraron particularmente efectivas. Hoy conocemos los nombres de los katas y los nombres de cada técnica y posición presente en el kata. Fukyugata Ichi (creado por el fundador del Matsubayashi-Ryu Shohin Nagamine en 1940), por ejemplo, empieza con una parada descendente con la izquierda (gedan barai o gedan uke) en zenkutsu dachi de izquierda, seguido por un golpe de puño al medio con la derecha (chudan tsuki) en shizentai dachi de derecha. Vea: The 1940 Karate-Do Special Committee: The Fukyugata “Promotional” Kata. ¿Puede visualizarlo?

¡Eso ha sido una trampa! Una vez los movimientos de un kata se identifican como técnicas específicas, los significados se hacen fijos. Una “parada” tiene un cierto significado, al igual que un “golpe de puño“. Una posición tiene una cierta configuración y distribución de peso. Un proceso dinámico se reduce a una serie de fotografías fijas.

Asumimos que las técnicas y los movimientos siempre han tenido nombres. Es muy poco probable que los profesores del pasado verbalizaran o anotaran tales cosas. Demostraban las técnicas y decían “así“. El alumno le seguía y por lo general no hacía preguntas. Si el alumno pedía alguna aclaración, el profesor a menudo contestaba: “Ya lo he dicho, así“. Es poco probable que el profesor entrase en detalles verbalmente.

Las palabras se hicieron particularmente necesarias cuando se empezaron a escribir libros sobre Karate en la década de los 1920s. Cada técnica tenía que nombrarse para acompañar a la imagen o fotografía adecuada. A menudo los nombres eran simplemente descriptivos o inventados. Si el profesor mostraba un golpe de puño a la cara, el autor (en su idioma) puede que utilizase el término “golpe de puño a la cara“. O puede que utilizase “golpe de puño a nivel alto” o “golpe de puño ascendente“. Pero lo más probable es que su profesor no utilizase ningún término (excepto “así“).

Pero, un momento. Supongamos que en lugar de simplemente golpear con el puño, el profesor en realidad clavase los dedos en los ojos del agresor, cerrase los dedos, y continuase la acción con un golpe de puño. ¿Debería escribirse eso? Quizá el autor del libro dejaría fuera el ataque a los ojos porque no es muy adecuado para los lectores en general (no podemos permitir que los niños vayan por ahí clavando dedos en los ojos). Una técnica tan espantosa podía ofender al editor (que probablemente pensara que el Kendo era un arte más noble). Los profesores de Karate durante ese periodo tenían que superar los extendidos prejuicios y la desinformación acerca de su arte. Además, ese aspecto de la técnica podía ser practicado por los alumnos avanzados del profesor que en realidad no necesitaban un libro en cualquier caso.

Elecciones de editorial aparte, el acto mismo de dar nombre a las técnicas presenta un peligro muy real de limitarlas en términos de ejecución y aplicaciones. Mi sensei, Katsuhiko Shinzato, es profesor de lingüística en Okinawa. Aunque posee tanto un japonés como un inglés fluido, y es un reconocido experto en lingüística, se resiste a cualquier petición de etiquetar técnicas o procesos de dinámica corporal. “Para que el cuerpo se mueva libremente,” dice, “la mente no debe estar fija“.

Una vez das nombre a una técnica, la limitas, limitas su ejecución y sus potenciales aplicaciones.

Significados Ocultos

Esto es una continuación de lo anterior. Volvamos a pensar en clavar los dedos en los ojos y en el golpe de puño a la cara. Puede que el profesor enseñe eso de manera privada. En público, puede que sólo muestre el golpe de puño, y entonces puede que sea al pecho (para no parecer tan brutal). Sus alumnos cercanos entenderían lo que ha hecho, pero el público se marcharía con un significado superficial.

La manera en la que el profesor ejecutaba el kata a menudo dependía de quién estuviese observando. Esto no es mera especulación. Muchos movimientos de los kata, los que tenemos hoy, son las versiones públicas y reducidas. Tomemos los katas Pinan, por ejemplo. Estos katas fueron diseñados específicamente o alterados a partir de katas anteriores para el público en general. Ocurre lo mismo con Fukyugata Ichi. Incluso katas más antiguos se hicieron asépticos. Las técnicas de mano abierta fueron reemplazadas por golpes de puño. Las patadas con los dedos de los pies fueron sustituidas por patadas utilizando el balón del pie.

Asumamos por un momento que estoy en lo cierto. Si heredamos katas simplificados, ¿qué clase de bunkai practicaremos? Un golpe de puño al pecho o a la cara puede que no sea tan efectivo como simplemente meter los dedos en los ojos. Hablaremos sobre cómo tratar esto posteriormente en este artículo.

Un Golpe de Puño es una Parada: Una Parada es un Golpe de Puño

Probablemente han escuchado esta frase. Un golpe de puño puede ser también una parada. Una parada puede ser también un golpe de puño (o simplemente un golpe). Esto es cierto en un sentido mecánico básico. Si alguien lanza un golpe de puño hacia tu cara, puedes bloquearlo lanzando tú un golpe de puño hacia su cara. Tu golpe de puño interceptará el brazo del agresor, bloqueándolo de este modo.

Cada Movimiento Tiene Muchos Significados

En un sentido más amplio, un golpe de puño puede ser mucho más que una parada. Lo mismo es cierto para una parada. Casi cualquier técnica puede ser utilizada de diversas maneras. Rick Clark escribió un libro titulado “75 Down Blocks: Refining Karate Technique(75 Paradas Bajas: Perfeccionando la Técnica de Karate) (Tuttle Publishing, 2003). Si una simple parada baja puede tener al menos 75 significados, ¿cuántos significados pueden encontrarse en un kata que consta de muchas técnicas distintas?

Una Pulgada, Cinco Significados

Mi primer profesor de Karate (Kenpo Karate) fue Florentino S. Pancipanci. También enseñaba Tai Chi y Gung Fu (además de Escrima, que yo no aprendí). Solía decir que para cada pulgada de movimiento de un kata, había al menos cinco significados. Correcto, he dicho cada pulgada. Y él lo demostraba.

Grappling (lucha/forcejeo)

Aquí es donde se pone realmente interesante. Cuando los movimientos del kata se hicieron públicos, lo primero en desaparecer fue el elemento de grappling. Esto parece ser particularmente cierto en sistemas basados en Shorin-Ryu. El Goju-Ryu se desarrolló después y el grappling parece no haber sido suprimido del kata.

Sin embargo, en muchos sistemas, la manipulación de articulaciones y las técnicas de grappling fueron eliminadas o cambiadas por paradas. De esta manera, una parada puede no sólo ser también un golpe de puño, puede ser también una inmovilización de articulación o una proyección. De hecho, para muchos profesores de Karate, estas son las aplicaciones más probables. Pero si ejecutas una parada con la dinámica corporal de una parada, puede que no funcione correctamente como una proyección. Las paradas funcionan deteniendo o desviando un ataque. Las proyecciones requieren un proceso completamente diferente de interceptar y desviar el impulso del atacante. Tienes que saber qué estás haciendo (parar o lanzar) para poder hacerlo correctamente.

Cuando Kentsu Yabu vino a Hawái le preguntaron cuál era la diferencia entre Karate (que entonces significaba “Mano China“) y Ju Jutsu. Su respuesta fue extraordinaria. Pensemos por un momento en el Ju Jutsu. Su programa de estudios es extenso. Yabu respondió que el Ju Jutsu era sólo un 10% del Karate. Esto fue más que una simple fanfarronada. Hoy sabemos que el Karate anterior al sistema público escolar tenía un exhaustivo elemento de grappling, a menudo denominado Tegumi o Tuite.

En otras palabras, un karateka de la vieja escuela podía asestar golpes de puño como un boxeador, proyectar como un judoka y manipular articulaciones como un experto en Ju Jutsu. En mi opinión, el arte más cercano al Karate es el antiguo Aikido. Si Yabu Sensei estaba en lo cierto, un experto en Karate debería conocer a groso modo todas las técnicas de Aikido.

¿Las conoce usted? Y más importante en el contexto de este artículo, cuando analiza los movimientos de un kata, ¿reconoce los elementos de Aikido, Judo y Ju Jutsu?

Todo Cuenta

Muchos de nosotros hemos estudiado otras artes marciales. Tras muchos años o décadas de práctica de Karate, la similitud con técnicas de otras artes se hace evidente. Empezamos a ver cómo cierto movimiento de un kata puede ser como cierta proyección de Judo, cómo otro puede ser como una inmovilización de articulación de Aikido, etc.

Utilizo la palabra “como” porque es importante tener en cuenta que las reglas que gobiernan o dan forma a otras artes puede que no apliquen al Karate. El Judo se ha convertido en un deporte. Las proyecciones de Judo están diseñadas para no lastimar. Las proyecciones de Karate serían inútiles si el agresor pudiera sencillamente levantarse y reanudar el ataque.

Uno de los avanzados de Karate aquí en Hawái demostró un derribo conmigo. Sin previo aviso agarró el músculo del lado izquierdo de mi cuello y con su otra mano agarró mi oreja derecha. Con una pequeña torsión yo me retorcía de dolor y estaba listo para ir en cualquier dirección que él quisiera. No creo que eso se permitiese en Judo y no recuerdo una técnica semejante en Aikido. ¡Pero ya lo creo que funcionaba!

Técnicas “Sucias”

Mi buen amigo el Profesor Feliciano “Kimo” Ferreira enseña Kempo. A menudo habla de técnicas “sucias”. No me siento cómodo describiéndolas aquí y estoy haciendo gestos de dolor sólo de pensar en ellas. Muy bien, describiré sólo parte de una. El final de esta técnica en particular incluye lanzar al agresor contra una pared (u otro objeto sólido) y arrastrar su cara contra ella a medida que lo llevas al suelo, donde procedes a “pisotear sacándole el jugo de cucaracha”. No estoy bromeando y la mayoría de técnicas que él describe son mucho peores que esta.

Yo estudié Kenpo Karate en el instituto y lo enseñé en la universidad. Muchos avanzados de estilos de Karate “tradicional” en Hawái también empezaron en Kenpo (por ejemplo: Bobby Lowe, Paul Yamaguchi, Masaichi Oshiro, Tommy Morita, Jimmy Miyaji, Kenneth Funakoshi, y el ex-Jefe de Policía Lee Donohue). Yo digo a menudo que si quieres aprender el bunkai de los katas de Karate tradicional, observa las aplicaciones de Kenpo. Mi amigo, el Profesor Ferreira, es prácticamente una enciclopedia andante de bunkai.

El Kenpo es un gran arte y es interesante porque no está basado en kata. Aunque hoy se enseñan katas en Kenpo, las primeras clases aquí en Hawái, que empezaron con Masayoshi James Mitose, y continuaron con Thomas Young y William Chow, estaban basadas en técnica. El único kata que se enseñaba originalmente era Naihanchi Shodan (al que a veces se hacía referencia como la “Danza del Mono”, quizá una referencia a Choki Motobu).

Como las primeras clases de Ju Jutsu impartidas por el fundador del Danzan-Ryu Henry Seishiro Okazaki, los alumnos de Kenpo aprendían conjuntos de defensas contra ciertos ataques: diez artes contra un agarre, diez artes contra un golpe de puño, diez artes contra un palo, diez artes contra un cuchillo, etc. Los alumnos de Mitose y los de Okazaki intercambiaron una buena cantidad de entrenamiento. Los movimientos de Kenpo se clasificaban por el ataque. Cuando alguien te agarraba, sabías lo que había que hacer porque practicabas cierto Arte contra Agarre miles de veces.

No sucede lo mismo en el Karate ordinario basado en kata. No sabrás lo que hay que hacer, y lo que es más importante, tu cuerpo no sabrá instintivamente lo que hay que hacer, a menos que desgloses y extraigas los movimientos para conseguir algo que puedas practicar con un compañero. Esto nos lleva de vuelta hasta los creadores del kata. Ellos incluyeron técnicas que funcionaban para ellos. Tú tendrás que practicar técnicas que funcionen para ti. El bunkai no puede ser un simple proceso mental de identificar aplicaciones. El bunkai mental no funcionará en el mundo real.

Yakusoku Kumite

Puede que se esté preguntando cómo encaja el yakusoku (prometido o concertado) kumite en este análisis. La respuesta depende de su sistema. Algunas escuelas practican formas de yakusoku kumite que son poco más que simples ejercicios de bloqueo. Semejante yakusoku kumite se aproxima únicamente al nivel más básico de bunkai.

Yo practiqué una forma de Shorin-Ryu con 18 katas y sólo 7 formas formales de yakusoku kumite. Estas formas de yakusoku kumite eran más para demostraciones que análisis de kata. Con 18 katas, el número de potenciales ejercicios por parejas que podría revelar el análisis del bunkai es prácticamente ilimitado. Por tanto, unos cuantos yakusoku kumite, aunque útiles, no es lo mismo que bunkai.

Uno de los primeros conjuntos de formas de tipo yakusoku kumite es el Motobu Choki Juni Hon Kumite. Son doce patrones desarrollados por Choki Motobu y que todavía enseña su hijo, Chosei Motobu, y otros. Aparecen en los dos libros de Choki Motobu, Okinawa Kenpo Toudi Jutsu Kumite-Hen, publicado el 5 de mayo de 1926 por Ryukyu Karate-Do Shihan Kai, y Watashi no Karate Jutsu (Mi Arte de Karate), publicado en 1932.

Los esquemas de Motobu son interesantes porque están basados en katas más antiguos tales como Naihanchi y Passai, a diferencia de los Pinan modernos, y porque reflejan la pericia de Motobu como luchador. Si los 12 esquemas se practican por el lado derecho y por el izquierdo y con diferentes ataques, forman una fuente de referencia excelente para uso en análisis de bunkai. Un vídeo titulado The Karate of Choki Motobu (El Karate de Choki Motobu) que incluye la explicación de Chosei Motobu de los katas Naihanchi Shodan y Nidan y las formas Motobu Choki Juni Hon Kumite se encuentra disponible a través de Tsunami Video. Vea: http://dragon-tsunami.org/tsunami/pages/motoburev.htm. Chosei Motobu también ha aparecido en títulos producidos en Japón.

Encontrando el Bunkai

Lógicamente, el primer sitio por dónde empezar es tu profesor y tus senpai. Asumiendo que tú eres el profesor o que vas por tu cuenta, ¿dónde deberías mirar? Mencioné anteriormente el Kenpo. Podemos aprender mucho del Kenpo y otras artes.

Muchos buenos profesores han producido vídeos o DVDs mostrando varios bunkai. Sólo mencionaré cuatro que yo personalmente he encontrado muy interesantes (en orden alfabético): Feliciano Ferreira, Morio Higaonna, Patrick McCarthy, y Yang Jwing-Ming.1 Los menciono porque sus cintas están llenas de aplicaciones y/o ejercicios. Puede que usted conozca a muchos otros. Además, cada uno de los profesores anteriores es de un arte diferente del mío. Yo practico la forma Kishaba Juku de Shorin-Ryu. Es esclarecedor ver aplicaciones de Kempo (Ferreira), Goju-Ryu (Higaonna), Koryu Uchinadi (McCarthy), y artes chinas (Jwing-Ming). Yo siempre digo que si alguien puede hacer algo mejor que yo, quiero aprenderlo o al menos entenderlo por si acaso es utilizado en mi contra. No puedes contraatacar aquello que no conoces.

Análisis y Construcción de Bunkai

Aquí hay algunas pautas que yo utilizo cuando aplico un análisis de bunkai a los katas que practico:

  • Los movimientos se hacen de cerca

    La distancia (maai) en el Karate okinawense es muy corta (tu codo debería ser capaz de tocar al oponente). En ese rango, el bunkai es ilimitado (puedes golpear con cualquier parte de tu cuerpo, aplicar técnicas a la articulación, pisotear, desequilibrar y proyectar). Si estás fuera de ese rango, quizá deberías intentar escapar. La próxima vez que se encuentre en un ascensor lleno de gente, pregúntese qué técnicas funcionarían.

  • Rango de movimiento

    Cada movimiento de un kata representa un rango potencial de movimiento, no sólo un único movimiento. Un golpe de puño al nivel medio incluye todas las alturas (baja, media, alta, y todos los puntos entre ellas). Una parada a nivel medio incluye todas las paradas de la misma familia de dinámica corporal (todas las paradas que pueden ejecutarse con la misma dinámica corporal).

    Algunos profesores no estarán de acuerdo con esto, argumentando que las técnicas de un kata son literales y fijas. Aunque respeto esa interpretación, personalmente la encuentro demasiado rígida.

  • Simétrico

    Muchos katas son asimétricos (contienen movimientos que sólo se hacen por el lado derecho o el izquierdo). Las secuencias de makite-uke (parada en espiral) de muchos katas de Matsubayashi-Ryu (Wankan, Wanshu, Rohai y Passai) son buenos ejemplos de ello (sólo se hacen por el lado derecho). El bunkai debería practicarse por ambos lados.

  • Pocos movimientos

    El bunkai se puede aplicar a un único movimiento o a una combinación de movimientos. Cuando la combinación llega a ser demasiado larga, la aplicación tiende a volverse rígida y dependiente de un compañero extremadamente cooperativo. Demostrar una combinación larga podría parecer impresionante pero en una situación real, tu respuesta probablemente será corta y al grano. Las combinaciones normalmente siguen la secuencia del kata. Sin embargo, las combinaciones se pueden practicar fuera de la secuencia e incluso ensamblarse entre diferentes katas.

  • Movimientos dobles

    Los movimientos dobles simultáneos deberían practicarse juntos, por separado, y desincronizados. Piense en una parada doble a nivel medio (a veces denominada “wari uke“) como la que se encuentra hacia el final en Pinan Godan. Estas paradas podrían analizarse juntas (como dos paradas simultáneas), por separado (derecha o izquierda), y desincronizadas (primero la derecha, después la izquierda, y viceversa). Cada parada, que representa un rango de movimientos, podría practicarse como alta, media, o baja (y todos los puntos entre los tres niveles). Además, dado que una parada puede ser un golpe de puño (o simplemente un golpe), estas variantes deberían practicarse también.

  • Múltiples ataques

    Imagine que el agresor golpea con la derecha. Aplique su análisis. Ahora golpea con la izquierda. Aplique de nuevo. Ahora imagine que le agarra del cuello de la camisa. Aplique de nuevo. Ahora apuñala. ¿Pilla la idea? El ataque no está fijado. Tu respuesta no está fijada.

  • Movimientos vacíos

    No deje al agresor de pie. Imagine que el agresor golpea. No bloquee simplemente y se luego se gire para enfrentarse al siguiente atacante. Los movimientos normalmente hacen daño. Piense en el primer movimiento de Pinan Yondan. Si es simplemente una parada (doble), ¿qué pasa cuando giras para el segundo movimiento? ¡El primer agresor está ahí todavía! Pero si el primer movimiento es una parada y golpe combinados, o si es un movimiento de grappling que fluye hasta el segundo movimiento, entonces el bunkai tiene más sentido.

  • El grappling está oculto

    Muchas técnicas de golpeo funcionan mejor cuando se aplica primero una inmovilización de articulación o una proyección. La proyección o inmovilización de articulación puede que esté oculta (representada como una parada estándar) o incluso eliminada del kata. Busque proyecciones cuando una parada alta vaya seguida por una parada baja y viceversa. Los movimientos dando un paso a menudo son zancadillas.

  • Algunas paradas dobles son inmovilizaciones de brazo o soltarse

    Muchas técnicas, especialmente aquellas que incluyen paradas dobles como morote uke, y todas las formas de shuto, pueden interpretarse como inmovilizaciones de brazo o liberaciones (aplicando presión para romper el brazo, la pierna o incluso la cabeza del agresor).

  • Dos manos juntas

    Cuando tus manos están juntas (o cerca una de la otra), busca el elemento de grappling, en especial cuando una mano abierta está cerca de una mano cerrada. En la posición de comienzo de un kata, imagina que ya has aplicado una inmovilización de articulación. Eso funciona particularmente bien en la serie Naihanchi.

  • Utiliza tus manos juntas

    Tus dos manos deberían trabajar juntas. Hay un dicho que dice que tus manos deberían ser como hombre y mujer.

  • No recojas la mano vacía

    En muchos estilos de Karate, la mano contraria se recoge durante un golpe. Una interpretación es que el brazo (o codo) que regresa puede utilizarse para golpear a alguien que te está agarrando desde detrás. No obstante, es mucho más probable que la mano que regresa (hikite) esté retorciendo o estirando de algo, como el brazo, pelo o ingle del agresor.

  • Golpes dobles

    Cuando golpeas simultáneamente con las dos manos, la mano más cercana a tu cuerpo es probablemente un agarre (agarra el ataque del agresor). El último movimiento de Tekki Shodan es un buen ejemplo de esto. Los agarres a menudo se representan como golpes de puño.

  • Rechaces y controles

    Cuando bloqueas con una mano, tu otra mano frecuentemente rechaza o controla el ataque primero. Si el rechace o control tiene éxito, la parada puede cambiar instantáneamente a un golpe efectivo.

  • Más que seiken

    Hay muchas formas de transmitir potencia con las manos. Si tu kata sólo utiliza seiken (golpe de puño con los nudillos), intenta utilizar otras formas (un nudillo, dos nudillos, nudillo del dedo índice, nudillos de los dedos, puntas de los dedos, etc.). El tipo de puño u otra parte de la mano utilizada depende de la estructura anatómica que se va a golpear.

  • Más que chusoku

    De manera similar, hay muchas más formas de dar una patada que con el chusoku (balón del pie). Las patadas en los estilos antiguos a menudo se hacían con la punta de los dedos de los pies (tsumasaki geri), clavándolos. Las patadas también se hacían con el gran nudillo que hay al lado de la base del dedo gordo del pie, con el canto del pie, y con el talón. Una patada a la ingle utilizaría el empeine. La rodilla también podía utilizarse. No limite sus patadas.

  • Patadas siempre que sea apropiado

    Los katas por lo general contienen pocas patadas. Eso no significa que sólo deberías dar una patada cuando hay una presente en la técnica. Propina una patada siempre que sea apropiado, en particular cuando has agarrado al agresor. Recuerda que una patada representa un rango de movimiento más que una única técnica.

  • Patadas bajas

    El Karate de estilo antiguo sólo utilizaba patadas bajas (por lo general por debajo de la cintura). Hay un dicho que dice que si quieres golpear a alguien en la cabeza, deberías tirarlo al suelo primero. Si das una patada alta, el agresor podría darte una patada en la ingle o en la pierna de apoyo. También te hace vulnerable a las técnicas de grappling.

  • No olvides los pies

    Las técnicas de Karate se aplican simultáneamente en múltiples niveles (jo, chu, ge). No olvides pisar sobre los pies del agresor, retorcer sus piernas, golpear sus rodillas, etc. Sujeciones de pierna, pisotones y barridos están ampliamente presentes en la serie de katas Naihanchi. De nuevo, estas técnicas funcionan mejor cuando estás muy cerca del agresor.

  • Uraken

    Utiliza el revés del puño en conexión con otros movimientos. El revés del puño puede seguir fácilmente a un golpe, bloqueo o golpe con el codo.

  • Posición natural

    Hay ciertas secuencias naturales tales como golpe de puño, golpe de codo, golpe de hombro, uraken. Estas cuatro técnicas pueden “lanzarse” como un único movimiento. Con un movimiento, golpeas varias veces.

  • Para, golpea, manipula, lanza, márchate

    Hay también fases en las aplicaciones. Al final, el agresor probablemente debería estar en el suelo o retorciéndose de dolor. Tú deberías estar marchándote o listo para el siguiente agresor.

  • Simple es mejor

    No te enamores del bunkai complicado. Lo más simple es más rápido y es menos probable que salga mal. Las técnicas más simples son golpes. Esa es la razón por la que los profesores que golpean bien no hacen hincapié en el grappling.

  • Todo tiene buen aspecto cuando está concertado

    Es fácil defenderse de un ataque acordado. Las demostraciones siempre parecen perfectas. El bunkai te ayuda a prepararte para un ataque inesperado o cambiado. Una cosa es aprender palabras de vocabulario, ser capaz de conversar libremente ya es otra cosa.

  • Ejercicios por parejas

    El bunkai puede adaptarse fácilmente a ejercicios o trabajos por parejas. Esa es la idea y quizá de ahí es de donde surgió originalmente el kata (una recopilación de ejercicios por parejas con el compañero eliminado). Recuerde las artes Kenpo. Para cada ataque hay un conjunto de respuestas. El investigador, escritor y experto en Karate Patrick McCarthy es un fuerte defensor del proceso de ejercicios por parejas, a los que él llama renzoku-geiko. Él ha teorizado que los antiguos katas representaban la culminación de aquello que el alumno ya había aprendido (fundamentos y ejercicios por parejas) más que ser el principal vehículo para enseñar tales técnicas.

  • Conectando los movimientos

    Una vez practicas bunkai, verás cómo los movimientos de un kata se conectan unos con otros, y cómo conectan con movimientos de otros katas. Los katas son herramientas útiles, no fórmulas sagradas.

  • Cuerpo muerto

    El bunkai te hace darte cuenta de lo que puedes hacer en cualquier punto del kata. Cualquier espacio muerto, o lugares donde no puedes moverte fácilmente, se harán evidentes. Evita tener un cuerpo muerto (shinitai). Deberías ser capaz de moverte (y transmitir potencia) libremente, en cualquier dirección, en cualquier momento.

  • No olvides la dinámica corporal

    El Karate requiere un movimiento extraordinario. Con la dinámica corporal adecuada, podemos movernos rápidamente y generar y transferir máxima potencia, todo ello con mínimo esfuerzo. Sólo entonces podemos utilizar realmente las aplicaciones que hemos aprendido a través del análisis del bunkai. El entrenamiento de kata puede ayudarnos a desarrollar un movimiento extraordinario.

  • No estés limitado

    La idea es liberar tus movimientos, no restringirlos. Incluso listas como esta pueden ser un obstáculo. Mantén una mentalidad abierta.

  • No hay secretos

    El bunkai cubre el espectro desde lo simple hasta lo complejo. A veces un golpe de puño es simplemente un golpe de puño. A veces la verdadera aplicación puede parecer estar oculta. Pero en realidad no hay secretos en el Karate. Una vez entiendes la técnica, los significados están a simple vista. Los profesores tienen el derecho y la responsabilidad de enseñar lo que es adecuado para cada alumno en su nivel de entrenamiento. Pero es un error calificar técnicas como secretos. Hay simplemente bunkai que conoces y bunkai que no conoces todavía.

  • Despertarse pensando en bunkai

    Un avanzado instructor de Shorin-Ryu estaba visitando Hawái y vino a mi casa. El tema de conversación pasó a ser bunkai. Era evidente que su conocimiento de bunkai (por no hablar de dinámica corporal) era extenso. En un momento determinado (estoy parafraseando) mencionó que él a veces se despertaba pensando en bunkai. Tenía un aspecto muy serio cuando lo dijo.

    Cuando estudias bunkai, verás aplicaciones por todos lados. Pregúntaselo a mis hijos. Siempre estoy pidiéndoles que me golpeen o me agarren para poder probar una aplicación que se me acaba de pasar por la mente. Tengo la confianza de que no soy el único que ha soñado muchas veces con bunkai. Una cosa que he tenido que evitar es pensar en bunkai mientras conduzco.

¿Por qué bunkai? Espero que haya disfrutado este artículo introductorio. Ha leído casi 5.000 palabras. Imagine si no supiese lo que significa ninguna de ellas. Los katas sin bunkai son como palabras sin significado. El bunkai transforma la práctica de kata y abre una ventana a un mundo fascinante. ¡Espero que disfrute leyendo sus katas!

Charles C. Goodin

1. Cada uno de estos buenos profesores tiene una página web donde se pueden pedir sus libros y vídeos:

Si tiene suerte, puede que incluso pueda encontrar copias usadas en Ebay.com.

Fuente:

The Why of Bunkai: A Guide For Beginners

Traducción al español: Víctor López Bondía [Con la autorización de Charles C. Goodin]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s