Pensamientos del Maestro Okazaki sobre el uso del makiwara

Uno de los aspectos más descuidados del verdadero entrenamiento de Karate es la práctica diaria con el makiwara. Repeticiones constantes generan potencia y kime. Sin kime no se posee un Karate efectivo. Cuando empecé a entrenar Karate por primera vez en la Universidad de Takushoku era obligatorio que golpeáramos el makiwara 50 veces con cada mano. Aunque no parece un número elevado, un estudiante avanzado colocaba su mano a dos pulgadas por detrás de la tabla y contaba sólo los golpes que hacían que la tabla le golpeara en la palma de la mano. Como se puede imaginar, algunas veces costaba más de 200 golpes hacer 50 correctamente. Esta práctica rápidamente nos forzaba a comprometernos totalmente con cada golpe sin pensar en cuántas repeticiones teníamos por delante, ya que sólo las técnicas bien enfocadas se contaban. Los Maestros Funakoshi y Nakayama golpeaban el makiwara antes y después del entrenamiento.

entrevista_okazaki_08Teruyuki Okazaki

El entrenamiento de makiwara también desarrolla mushin, que significa literalmente “espíritu de vacío“. Si únicamente te concentras en la superficie de golpeo que hay frente a ti, tu sentido de alerta se limita sólo a la tabla. En el momento en el que se completa el impacto la mente, el espíritu, y el cuerpo deben unirse y después relajarse un instante, de nuevo permitiendo al espíritu absorver cualquier cosa que sucede a nuestro alrededor. Esta contracción total física/espiritual y posterior relajación es esencial para desarrollar la habilidad de defendernos contra múltiples oponentes. Hay que comprometerse plenamente tanto al completar la técnica como en la ejecución. La mentalidad debería ser siempre la misma y sólo con mushin se puede conseguir esto.

Técnicamente hablando, el entrenamiento de makiwara produce fuerza y potencia de la misma manera que golpear el saco lo hace para un boxeador. La práctica constante ha desarrollado golpes que registraron cerca de 2000 libras por pulgada cuadrada. Esto es tan alto como lo humanamente posible. Entrenar por velocidad y forma no es verdadero entrenamiento de Karate y cualquier persona experimentada en Karate puede diferenciar entre alguien que golpea el makiwara y alguien que no lo hace.

El makiwara es la herramienta clave para cualquier desarrollo en Karate, físico y mental. Inténtalo por ti mismo. Sin embargo, si se rasga la piel para y véndate la mano, o deja que se cure primero.

Mushin

Mushin
Texto y caligrafía del Maestro Okazaki

 

 
 
 
Fuente:
Master Okazaki’s thoughts on using the makiwara
Traducción al español: Víctor López Bondía

Anuncios

2 Respuestas a “Pensamientos del Maestro Okazaki sobre el uso del makiwara

  1. Hola de nuevo. Como dije en otra entrada, no soy practicante de Karate pero soy practicante de Jiu Jitsu japonés y creo que sus proposiciones, por semejanza en algunas técnicas, podrían aplicarse en mi entrenamiento. No dispongo de recursos (ni tiempo ni dinero) para entrenar en un dojo de karate además de la disciplina que ya practico, pero sí me gustaría saber si existe algún manual o algún tutorial que pudiera recomendarme para practicar mis atemis. He practicado kickboxing y desde su guardia tengo un golpeo bastante poderoso, pero debido a las posturas que se adoptan en el jiu jitsu, la efectividad de mis golpes es mucho menor y creo que este entrenamiento que proponen podría mejorar mi condición. Manejo el concepto de kime y, por lo que acabo de leer, el entrenamiento con makiwara podría mejorar tanto mi kime como mi potencia. Me gustaría poder consultarlo en una fuente que pueda compartir con mis senseis para discutir si consideran positivo que lo practique de esta manera.

    Muchas gracias y un saludo.

    Me gusta

    • El uso del makiwara como complemento en el karate es un tema delicado.

      Hay defensores y detractores del uso de este. Quien ve ventajas en su uso y quien te dirá que es completamente perjudicial.

      Hay un libro de Michael Clarke, se llama “Hojo Undo” (solo está en inglés), donde se explica detalladamente esta parte tan desconocida del karate.

      Si en algún momento decides empezar a utilizar un makiwara, te recomiendo que tengas cuidado. Un makiwara no deja de ser un bloque de madera recubierto de esparto, y al principio y durante un tiempo sufrirás heridas que deberás cuidar y limpiar a diario.

      Con el tiempo se endurecerá y se formarán callos.

      Una mala técnica puede conllevar alguna rotura de huesos.

      Personalmente estoy a favor del Hojo Undo. De hecho lo práctico desde hace muchísimos años. El makiwara me ha servido fundamentalmente para hacer rompimientos y fortalecer el encaje de las articulaciones de la muñeca, dorsal y hombro (biomecánica del karate).

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s