Karate Den (por Kosugi Hoan)

El siguiente artículo fue publicado originalmente en el número de junio de 1930 de Bungei Shunshu. Fue traducido al inglés por Charles Joseph Swift el 20 de mayo de 2001. Copyright © Charles Joseph Swift (de la traducción). Todos los derechos reservados.

Nota: Kosugi Hoan era un famoso artista japonés y uno de los primeros seguidores de Gichin Funakoshi en Tokyo.

Hace varios años, vi una demostración de artes marciales Shaolin con tres amigos, en Shanghai.

El Templo Shaolin era donde enseñó el gran fundador del Zen, Boddhidharma, pero en años posteriores llegó a ser más conocido por sus artes marciales que por su Zen. Se dice que la mayoría de artes marciales chinas provienen de este Templo Shaolin. Hay muchos tipos de artes marciales, incluyendo aquellas que utilizan lanzas, palos, espadas y parecidos, pero los métodos de puño son realmente exquisitos. Mis amigos, al ver las formas de Quanfa realizadas, se pusieron muy contentos y exclamaron lo misteriosas e interesantes que eran. Durante el camino de regreso, paramos en un restaurante para cenar. Me sentía un poco alegre, y me levanté, diciendo “bueno, ¿os enseño una cosa?” y procedí a ejecutar un kata.

Mis amigos, sorprendidos, dijeron: “¡No sabía que tuvieras tan buena memoria!“. Aunque mi ejecución no fue muy hábil, me elogiaron diciendo que el kata era justo como el que acababan de presenciar. En ese momento, les conté la verdad. “Este es el único kata que aprendí de mi profesor de Karate Ryukyu, Funakoshi. Se llama Kushanku.”

Originalmente, el Karate de Ryukyu fue importado desde China, y fue investigado y desarrollado hasta su forma actual por generaciones de expertos a lo largo de un periodo de trescientos años. Ha sido algo Ryukyuanizado pero continúa siendo básicamente lo mismo que sus precursores chinos originales. Se dice que el kata Kushanku fue enseñado por un chino Ming del mismo nombre que vino a Ryukyu.

O, igual que algunas viejas obras de arte o libros que han desaparecido en China a veces aparecen en Japón, es completamente posible que existan algunas viejas formas de Quanfa que han sido ligeramente modificadas, y transmitidas en Ryukyu.

Han pasado unos 7 u 8 años desde que Funakoshi Gichin vino a Tokyo desde Ryukyu en un esfuerzo por difundir el Karate. Yo he olvidado la mayor parte del kata que aprendí debido a mi falta de regularidad, pero hay muchos jóvenes aprendices entusiastas a quienes se les otorgan grados (dan) en base a sus años de entrenamiento y destreza técnica. Cada año se celebra una ceremonia de calificación. Me sorprendieron los jóvenes practicantes nidan y sandan que utilizaban muchas clases de kata y kumite, sus vigorosos saltos, podía incluso oír el sonido de sus golpes de mano y patadas al literalmente cortar a través del aire, en general muy poderosos. Incluso aquellos en el nivel de shodan atravesaban una tabla de pino con un único golpe del puño. Me llevé esta tabla a casa y la medí, y tenía casi 6cm de grosor. Si uno fuera golpeado en la cabeza con esa tabla, el cráneo seguramente se partiría.

El Karate le permite a uno convertir cualquier parte del cuerpo en un arma, pero su espíritu yace en entrenar el puño. Se dice que el profesor de Funakoshi, Itosu, cuando intentaba entrar en una fiesta para beber de la que fue dejado fuera, simplemente pasó su puño a través de la puerta de madera y la abrió desde el interior. En años posteriores cuando Itosu estaba al cuidado de la familia de cierto Barón, fue donde el criado estaba partiendo bambú con un hacha para construir una valla. Diciendo que un hacha era demasiado lenta, procedió a romper el bambú con sus manos. Partiendo piezas gruesas en cuartos, y más finas en tercios, se dice que incluso la anchura de las piezas que partió era en todas la misma.

El método de entrenamiento para conseguir tan extraordinaria fuerza de agarre es llenar un tarro con arena, entonces agarrar la boca del tarro con los dedos y levantarlo. Incluso ahora en Naha, un karateka llamado Kinjo se agarra de las tablas del techo y da vueltas colgando del techo. Hace mucho tiempo, un experto de Shuri llamado Uehara solía dar la vuelta a su casa una vez cada noche por las vigas. Si uno fuera agarrado por semejante hombre, la carne seguramente sería arrancada del cuerpo, como una blanda tarta de arroz recién machacada.

Hay muchos otros grandes practicantes. Se dice que hace muchos años, Ota de Kinjo una vez dio una patada a las tejas del tejado de la Puerta Chuzan de Shuri. Las puertas de castillo ryukyuenses son las mismas que aquellas de China, así que el tejado estaba extremadamente alto. De otro hombre se dice que saltó y dio una patada al techo, desde una posición de sentado. Sus acciones fueron tan rápidas que aquellos que estaban presentes no daban crédito, así que puso tinta negra en la parte de abajo de sus pies y lo hizo de nuevo, dejando sus huellas en el techo.

Matsumura Peichin es un maestro tan famoso que su nombre siempre aparece siempre que se habla de Karate. En sus últimos años mientras vivía en la villa de la familia real en Shikina, se dice que varios alumnos recorrían todo el camino desde Shuri sólo para entrenar con él. De estos alumnos, un grupo de cinco tenían muy buenas condiciones. Se ponían todos de pie sobre los hombros de los otros y andaban, un zanco de cinco personas. En su camino de regreso a casa, cada uno saltaba por encima de la puerta. Se dice que incluso el mismo Matsumura Peichin estaba impresionado por estos jóvenes.

Aunque no tan impresionante como las hazañas anteriores, el mismo hijo de Funakoshi puede saltar y dar una patada a un techo que está a 2’1~2’4 metros de alto. En cualquier caso, para impresionar a alguien que ha dominado cualquier arte, se necesita un poco de talento natural, además de severa preparación. Yo creo que si cualquiera de ellos falta, no funcionará.

Los estilos de Karate se llaman Shorinryu y Shoreiryu. El primero coloca mucho énfasis en la técnica, mientras que el segundo se centra en la fuerza, y es probablemente muy adecuado para la educación física. Yo personalmente creo que este Shorin hace referencia al Templo Shaolin mencionado anteriormente.

Funakoshi aprendió del previamente mencionado aplastador de bambú, Itosu, además de Asato. Itosu era un modelo de Shoreiryu, su cuerpo era fuerte y su arte era poderoso y amplio. Si era golpeado en cualquier parte de su cuerpo excepto la nariz, no sentía ningún dolor. Por otro lado, Asato era un noble terrateniente menor, cuyo nombre de pila era Anko, y su título Rinkakusai. Estaba involucrado en la política, y era bien versado tanto en las letras como en las artes marciales. Era un héroe de la antigua era Edo, y su filosofía de Karate era pensar en las manos y los pies como espadas. Esto muestra que colocaba más énfasis sobre la técnica, una característica del Shorinryu. El puño de Asato era verdaderamente como una espada. Una vez, clavó su mano, con los dedos juntos, en un cerdo recién sacrificado, y se hundió en el interior hasta más de la mitad.

La práctica de Karate consiste en kata y kumite para estudiar los métodos de ataque y defensa, golpear el makiwara con el puño, clavar las yemas de los dedos en tarros de arena, dar patadas a pilares con los pies, y acondicionar todas las partes del cuerpo con varios utensilios. Un golpe fuerte puede resultar fatal, incluso con métodos de resucitación. Por lo tanto, es imposible competir como en el randori de Judo. Es básicamente un arte para la defensa. Todos los katas empiezan con una parada. Si uno sigue la regla de oro “karate ni sente nashi“, no será conducido a peleas. Sin embargo, hay historias de jóvenes de hace mucho tiempo saliendo a buscar peleas en las que probar sus habilidades noche tras noche. Quizá sea porque tras golpear el makiwara durante un tiempo y hacer duro el puño, las manos empiezan a picar, como si estuvieran impacientes por probar y golpear a algo o a alguien. Hay historias de personas golpeando a través de vallas de tierra o rompiendo pilares con sus patadas. Itosu hizo una vez una apuesta con alguien, de que podía matar un enorme carnero de un solo golpe, sin hacerlo gritar. La reglar era, no obstante, que no podía golpearlo en la cabeza. Cuando cayó, dio un pequeño gruñido. Sin embargo, la apuesta quedó decidida, ya que se argumentó que el sonido era sólo del aliento del carnero. Hay también otras historias como la de la persona que derribó a un incontrolable toro golpeándole una vez entre los ojos.

Están aquellos que dicen que el Karate se ejerció enérgicamente como defensa personal después de que Satsuma hubiera invadido Ryukyu y desarmado a la población. Hombres jóvenes eran enviados para llevar tributo a China, y oficiales chinos también visitaron Ryukyu. Por supuesto se especula que literatura y artes estaban entre las cosas importadas, pero también se cree que artistas marciales del linaje Shaolin también transmitieron sus artes, que fueron a su vez estudiadas por la gente de Ryukyu. Existen también aquellos incondicionales locales que habían derrotado a artistas marciales chinos. También había algunos granjeros y mujeres que también tenían una misteriosa habilidad en “ti“.

La esposa de Matsumura Peichin era Tsuru de Yonamine. Salía alrededor del Castillo de Shuri cada noche, y desafiaba a hombres jóvenes a un combate por su mano en matrimonio. Se dice que derrotó a todos los que llegaron, pero cuando se encontró con Matsumura, él venció y por lo tanto se casaron. Una vez cuando alguien visitó a una anciana dama que era la nieta de Matsumura y le preguntó sobre su abuela (es decir, la esposa artista marcial de Matsumura), dijo que no recordaba mucho con claridad, pero sí recordaba ver a su abuela limpiar la cocina una vez, y levantar una bolsa de 900 litros para barrer bajo ella.

Matsumura Peichin vivió hasta los noventa años de edad, y ambos Itosu y Asato vivieron hasta tener más de ochenta. Se dice que muchos expertos de Karate viven largas vidas. No se sabe si vivieron tanto por naturaleza y mejoraron su Karate en ese tiempo, o si el ejercicio que recibieron a través del entrenamiento de Karate había mejorado su salud. Esta parece ser una cuestión del huevo o la gallina. Las tumbas en Ryukyu son grandes, para toda una familia, todos los miembros enterrados juntos. Son básicamente túmulos hechos de cemento. El cadáver se pone primero en un ataúd, y se coloca sobre el suelo de la tumba. Se sella entonces la entrada durante tres años, tras lo cuales los huesos se extraen del ataúd y se meten en urnas y se colocan al lado de las de sus ancestros. Esto se llama la ceremonia de lavado de huesos. Después de tres años, la carne y músculos se habrán descompuesto, dejando los huesos dispersos en el ataúd. Sin embargo, las 49 articulaciones de Matsumura Peichin estaban todavía todas conectadas. Este es un caso de que un hombre bien acondicionado es diferente de un hombre normal. Funakoshi, recordando esta historia cuando asistió a la ceremonia de lavado de huesos de Asato, miró de cerca a los restos de su profesor y vio que su columna era como una barra, ni una vértebra fuera de su sitio, y que ni un diente se había soltado.

Copyright © Charles Joseph Swift. Todos los derechos reservados.


Fuente:
Karate Den by Kosugi Hoan
Traducción al español: Víctor López Bondía [Con la autorización de Joe Swift]

Anuncios

2 Respuestas a “Karate Den (por Kosugi Hoan)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s