Jutsu vs. Do

En este artículo vamos a discutir brevemente los conceptos de “Jutsu” y “Do“. El significado de la palabra “Jutsu” es “Ciencia” o “Método”. En artes marciales, el término “Jutsu” se utiliza en referencia a las técnicas y estrategias utilizadas en el combate real. La palabra “Do” significa “El Camino”. En términos de artes marciales, el sufijo “Do” se utiliza para inferir que el entrenamiento está predominantemente enfocado al desarrollo del carácter del practicante. Por lo tanto, “Karate-Jutsu” podría entenderse como la aplicación del Karate en situaciones reales, y “Karate-Do” sería la práctica del Karate para desarrollar el carácter de sus participantes.

En tiempos recientes, el término “Karate-Do” ha llegado a estar asociado con Karate inefectivo que realiza escaso o nulo intento por utilizar los métodos altamente efectivos almacenados en los katas de Karate. De hecho, ahora los practicantes de Karate-Do son a menudo menospreciados como ilusos individuos que practican un inefectivo arte para niños. En el otro lado de la discusión, aquellos que se etiquetan a sí mismos como practicantes de Karate-Jutsu son vistos a menudo como peligrosos psicóticos que se deleitan con la violencia. Encuentro esta tendencia muy preocupante, ya que creo que ambos puntos de vista son extremadamente limitados y perjudiciales para el Karate en general. Mi punto de vista es que el verdadero Karate debería ser ambos “Jutsu” y “Do“. También creo que los dos enfoques de ninguna manera son mutuamente excluyentes, ¡y de hecho dependen uno del otro!

Practicar simplemente los aspectos combativos del Karate (jutsu) significaría que sólo nos preocupa el desarrollo de luchadores efectivos y que nos importa poco el carácter de aquellos a los que entrenamos. ¿Sería correcto enseñar habilidades de lucha a un individuo con una naturaleza violenta? ¿Estaría bien fomentar esas actitudes violentas si significara que el individuo podría ser un luchador más efectivo? ¿Y si ese individuo utilizara sus habilidades contra los débiles, los mayores, o sus esposas? ¿Sería eso correcto porque practican “jutsu” y por lo tanto sólo les preocupa ganar peleas, sea contra quien sea? Si la única preocupación del “Jutsu” es ganar peleas, entonces seguramente utilizar el Karate para actos criminales está bien siempre que ganes, ¿no es así? Para mí -y para cualquier ser humano decente- obviamente no está bien utilizar el Karate de esta manera. Desde los primeros registros que tenemos, la mejora del carácter moral de un alumno ha sido siempre una parte clave del Karate. Eche un vistazo al Bubishi; hay ciertamente mucha instrucción sobre cómo incapacitar a un oponente en combate. No obstante, también hay mucha instrucción sobre la etiqueta y el comportamiento correcto que debería exhibir un artista marcial.

¿Pero que hay de un enfoque puramente “Do“? Obviamente ya no estás preocupado por lo efectivo que eres como luchador (¡lo cual es una dudosa postura para cualquier artista marcial!). Tu única preocupación es mejorarte a ti mismo como individuo. ¿Cómo se consigue esto exactamente? ¿Mediante la práctica repetida de kata? ¿Participando en torneos? ¿Pasando de grado? Estoy seguro de que todos conocemos a muchas personas que han hecho todo lo anterior, pero todavía no son seres humanos amables y benevolentes. Para verdaderamente mejorarte a ti mismo, creo que necesitas ser plenamente consciente de todas tus debilidades, y entonces trabajar para erradicarlas. Sigue sin convencerme que aparecer por el gimnasio dos veces a la semana, aprender unos pocos movimientos físicos, sudar un poco y después irse a casa, sacará de alguna manera estas debilidades a la superficie. Así que, ¿qué lo hará?

En el libro “Karate: Beginner to Black Belt“, H.D. Plee (quien fue el pionero del Karate en Europa) escribió: “Uno no debe perder visión del hecho de que el Karate es una lucha de ‘todo incluido’. Todo está permitido… Por eso el Karate se basa en golpes realizados con la mano, el pie, la cabeza o la rodilla. Igual de permisibles son las estrangulaciones, técnicas de proyección e inmovilizaciones. Esta es una de las cosas fascinantes sobre el Karate; esta sensación de dominio de técnicas efectivas trae una sensación interna de paz y calma…”

La idea de que el entrenamiento realista puede desarrollar a un individuo se repite también en los escritos de otros grandes del Karate. En “Karate-Do Nyumon” Gichin Funakoshi escribió: “Aquel cuyo espíritu y fortaleza mental han sido fortalecidos combatiendo con una actitud de nunca rendirse no debería encontrar ningún desafío demasiado grande. Aquel que ha sufrido largos años de dolor físico y agonía mental para aprender un golpe, una patada, debería ser capaz de enfrentarse a cualquier tarea, sin importar su dificultad, y llevarla a cabo hasta el final. Una persona como esta puede decir que verdaderamente ha aprendido Karate.”

Participando en entrenamiento arduo, austero y realista, nuestras debilidades físicas y mentales son forzadas a salir a la superficie, tal que pueden ser afrontadas. Si puedes superar el miedo generado por el combate, deberías ser capaz de superar exactamente la misma emoción cuando te impide perseguir tus sueños. Si tienes la disciplina para resistir las exigencias del entrenamiento, deberías ser también capaz de soportar tiempos difíciles en tu vida fuera del dojo. Si eres capaz de controlar tu temperamento al hacer combate, también deberías poder controlar cualquier impulso potencial que pudiera dañar tus relaciones con otras personas. Si puedes enfrentarte al oponente más temido en el dojo, entonces deberías también ser capaz de defenderte tanto a ti mismo como a otros ante una injusticia. Sin embargo, si el entrenamiento no es lo suficientemente estresante, es improbable que estimule algún desarrollo en el carácter, simplemente porque es improbable que tu carácter sea puesto a prueba lo suficiente.

El entrenamiento realista (Jutsu) forzará todas nuestras debilidades a la superficie. Un buen Sensei te ayudará entonces a superar esas debilidades, de forma que no sólo te convertirás en un luchador mejor, sino también en un mejor ser humano (Do). ¡”Jutsu” son los cimientos sobre los que se construye el “Do“! Preocuparte simplemente de pelear, y nada más, te impedirá progresar a niveles más altos de entrenamiento. Ignorar “Jutsu” e intentar progresar hasta “Do” es un esfuerzo en vano ya que no tienes cimientos sobre los que construir. ¿Cómo puedes progresar más allá de los aspectos combativos del entrenamiento cuando nunca te has enfrentado a ellos? Mi convicción es que el verdadero Karate es aprender el “Jutsu” hasta un nivel tal, que progresa para convertirse en “Do“.

Se podría discutir por qué continuar hasta “Do“, si todo lo que quieres son habilidades efectivas de lucha. Obviamente eso es una decisión de cada uno. No obstante, cuando yo miro a lo que he aprendido durante mis años en Karate, ¿es el conocimiento de patadas, puñetazos, inmovilizaciones, estrangulaciones, etc. lo más valioso para mí? ¿O son los amigos que he hecho? ¿O la confianza que he adquirido? ¿O el mayor grado de control que tengo sobre emociones potencialmente destructivas como la envidia, la ira o el miedo? Tendría que decir que los efectos que el Karate ha tenido sobre mi carácter son de mayor valor para mí que sus técnicas de lucha.

Sería sabio evitar el debate “Jutsu“/”Do” y los intentos de clasificación que provoca. El verdadero Karate debería ser ambos, “Jutsu” y “Do“. Ciertamente deberíamos practicar y aplicar el arte con sentido práctico, y en su totalidad, tal que poseamos las habilidades necesarias para defendernos en situaciones reales (Jutsu). También deberíamos asegurarnos de que nos esforzamos por aprender más sobre nuestros puntos fuertes y débiles a través de la naturaleza de esa práctica. Podemos entonces utilizar ese conocimiento para desarrollarnos como individuos, para prepararnos mejor para ayudar a otros, y para ayudarnos a perseguir nuestros sueños y dirigir las vidas que deseamos vivir (Do).

Iain Abernethy

Fuente:
‘Jutsu’ vs. ‘Do’
Traducción al español: Víctor López Bondía [Con la autorización de Iain Abernethy]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s