Naihanchi, ¿el kata más mortífero?

El kata Naihanchi (Tekki) se practica en la mayoría de estilos de Karate. La palabra “Naihanchi” se dice que significa “pelear de lado” debido al distintivo embusen (diseño en el suelo) del kata. Este embusen a menudo lleva a muchos karatekas a creer de forma equivocada que el kata es para pelear sobre una barca, o cuando tu espalda está contra una pared, etc. Como veremos más adelante, los pasos laterales del kata no tienen nada que ver con pelear sobre embarcaciones sino con incapacitar eficazmente a un oponente. En Shotokan se hace referencia al kata como “Tekki“, que se traduce como “Montar a caballo“, supongo que por la posición desde la que realizan el kata los practicantes de Shotokan. En el pasado, Naihanchi era frecuentemente el primer kata que se enseñaba pero actualmente suele ser introducido en el nivel de cinturón marrón. Naihanchi no es visualmente impresionante, no hay técnicas llamativas ni saltos elaborados, y como resultado pocos alumnos disfrutan practicándolo. No es probable que el kata gane algún trofeo y a menudo se aprende y practica a desgana para satisfacer requisitos de grado. Yo personalmente creo que esto es una verdadera lástima ya que desde mi punto de vista el kata tiene mucho que ofrecer al karateka.

Fue Sokon Matsumura (1796-1893) quien se dice introdujo Naihanchi en el Karate. Matsumura fusionó el arte de lucha indígena okinawense del Te con varios métodos de kempo chino para formar lo que llegó a ser conocido como Shuri-te. Las habilidades de lucha de Matsumura eran tales que fue designado tanto guardaespaldas como instructor de artes marciales de tres reyes consecutivos de las Islas Ryukyu. Matsumura cumplió este papel hasta que la monarquía fue disuelta en 1879. Como reconocimiento adicional a su destreza en la lucha, a menudo se hacía referencia a Matsumura como “Bushi (guerrero) Matsumura”. Además de sus deberes de guardaespaldas, visitó China ocasionalmente como enviado de asuntos de estado. En estos viajes estudiaría kempo de los agregados militares chinos y visitaría escuelas locales de artes marciales. Es posible que Matsumura estuviese expuesto a Naihanchi por primera vez durante uno de estos viajes. Puede que también hubiese recibido instrucción en el kata de uno de los muchos artistas marciales chinos que visitaron Okinawa.

Entre los alumnos de Matsumura estaba “Anko” Yasutsune Itosu (1830-1915) quien también fue empleado por Sho Tai (el último rey de las Ryukyu) en el puesto de escriba. Itosu se especializó en Naihanchi y creía que era tanto “el kata más fácil como el más difícil de aprender”. Itosu desarrolló y revisó muchos katas y fue él quien creó las versiones Nidan y Sandan además de dar al kata original el sufijo Shodan. Hoy, algunos estilos practican las tres versiones (p.ej. Shotokan) y otros sólo practican el original (p.ej. Wado-Ryu). Se dice que los dos katas Naihanchi creados por Itosu fueron diseñados específicamente para enseñar a niños de escuela y por lo tanto no contienen las técnicas más peligrosas del original. Es más probable que las versiones Nidan y Sandan sean variantes del mismo tema y todavía contengan muchas técnicas efectivas de lucha (si sabes dónde/cómo mirar). Sin embargo, Hironori Otsuka (fundador del Wado-Ryu) creía que las versiones Nidan y Sandan eran “casi inútiles“, y probablemente ésta es la razón por la que son omitidas del programa de Wado-Ryu. En contraste a su antipatía por las versiones Nidan y Sandan, Otsuka declaró que el original (Shodan) era su kata favorito.

Fue en 1901 cuando Itosu introdujo el Karate en el programa de educación física para los niños de escuela de Okinawa. Itosu creía que el Karate era demasiado peligroso para ser enseñado a los niños y empezó a ocultar las técnicas altamente efectivas que contienen los diferentes katas. Como resultado de estos cambios Itosu enseñó los katas a los niños como fundamentalmente golpear y bloquear. Esto es significativo cuando miramos hacia Naihanchi (y de hecho para todos los katas) ya que la mayor parte del Karate moderno utiliza la terminología de Itosu; por lo tanto la etiqueta dada a una técnica no dice nada de su intencionada aplicación.

Itosu fue uno de los profesores tanto de Kenwa Mabuni (fundador del Shito-Ryu) como de Gichin Funakoshi (fundador del Shotokan). En sus escritos, Funakoshi nos cuenta que Itosu le hizo practicar cada versión de Naihanchi durante más de tres años. Es un buen indicativo de la importancia del kata cuando consideramos que la primera década del entrenamiento de Funakoshi se centró únicamente en Naihanchi.

NaihanchiShodan

Tengo la convicción de que Naihanchi contiene muchas técnicas y conceptos altamente efectivos que son de gran valor para los artistas marciales de hoy. Pocos alumnos actuales valoran el kata debido a su apariencia simplista y por consiguiente fallan al no prestarle la atención que merece. Como se mencionó anteriormente, esta situación no se ve mejorada por el hecho de que muchos instructores explican que el kata es para ser utilizado cuando se lucha sobre una barca, o sobre la tierra elevada entre arrozales, etc. Tales explicaciones difícilmente inspirarán al alumno a valorar el kata, ya que probablemente pocos llegarán a encontrarse en semejantes extrañas circunstancias. Todos los pasos laterales del kata están ahí para posicionarnos para golpear a un oponente que en ese momento se encuentra descentrado debido a la técnica precedente, o para movernos al interior del campo efectivo del golpe de un oponente, ¡y no tienen nada que ver con luchar en campos de arroz!

Debe entenderse que cada kata fue pensado para ser aplicado como un sistema de auto-defensa independiente y no fueron diseñados para ser utilizados en conjunción con los demás (aunque no hay ninguna razón para no hacerlo). Cada kata almacena las técnicas y principios de lucha de la persona que lo creó. Es ridículo sugerir que el creador de Naihanchi era un “especialista en pelea en campos de arroz”, que un guerrero como Matsumura estaría ni siquiera remotamente interesado en tales métodos, que Itosu se especializaría en estos métodos y después insistiría en que sus alumnos pasaran una década perfeccionando técnicas para tal remota posibilidad. Es mucho más probable que Itosu creyera que Naihanchi era tan efectivo que incluso si era lo único que el alumno llegaba a aprender sería un hábil luchador.

La proposición de que Naihanchi fue ideado para ser un sistema de lucha independiente está apoyada en los escritos y enseñanzas de Choki Motobu (1871-1944) que era uno de los luchadores más temidos de Okinawa. En 1926 Motobu escribió: “Los estilos Naihanchi, Passai, Chinto y Rohai no se encuentran en China actualmente y sólo permanecen en Okinawa como artes marciales activas”. La palabra clave en la frase anterior es “estilos”. Esto sugiere que Motobu pensaba que todos los katas enumerados eran sistemas en sí mismos. Hironori Otsuka (quien recibió instrucción de Motobu en el kata) señala en su libro, “Wado-ryu Karate“, la cantidad de conocimiento contenido en Naihanchi. En el libro, Otsuka afirma que el kata llevaría más de una vida para dominarlo, y que “hay algo profundo en él“.

Motobu_Choki


Choki Motobu fue el tercer hijo de su padre y como tal no se le permitió estudiar el sistema familiar (Motobu-ryu) ya que se reservaba únicamente para el primer varón nacido. Motobu tenía mucho interés en aprender a pelear e intentaba coger lo poco que podía espiando a su padre y hermano mayor. Eso era frustrante y Motobu decidió entrenar por su cuenta utilizando makiwara y grandes rocas como pesas. Desarrolló una gran fuerza y se ganó el apodo de “Saru” (mono) debido a su agilidad. Motobu era incontrolable de niño y al alcanzar la edad adulta frecuentemente buscaba peleas para probar y desarrollar sus habilidades. Consiguió algo de instrucción formal por parte de maestros como Sokon Matsumura, Tokumine, Kosaku Matsumora y Anko Itosu; sin embargo, la relación con sus profesores siempre fue tensa debido a su deseo constante de probarse a sí mismo. Fue este aspecto del comportamiento de Motobu lo que le condujo a ser expulsado del dojo de Itosu.

Motobu jugó un papel importante publicitando el Karate tras derrotar a un boxeador profesional europeo en Kyoto en 1921. Decidió participar cuando el encargado le mostró un anuncio solicitando contendientes. Se dice que Motobu eludió los golpes de su oponente antes de moverse rápidamente hacia delante y noquear al boxeador de un solo golpe. El público estaba asombrado de la facilidad con la que Motobu había derrotado al boxeador y se extendieron rápidamente noticias sobre el combate. Los japoneses estaban muy interesados en saber más sobre el hasta la fecha desconocido arte del Karate, y como resultado Motobu se convirtió en instructor a tiempo completo. A pesar de su reputación, se dice que Motobu era de habla educada e inculcó a sus alumnos la importancia de los buenos modales.

Motobu era indudablemente un luchador muy capaz y lo que es interesante sobre él – con respecto a este artículo – es que el kata que enfatizaba en su enseñanza era Naihanchi. Esto podría ser desestimado como algo poco importante ya que algunos dicen que Naihanchi era el único kata que conocía (otros dicen que también sabía Passai). El hecho de que Motobu sólo conociese uno o dos katas no es de poca importancia ya que en aquella época era muy común que un karateka se especializara de esta manera. Aunque los antiguos maestros sólo conocían unas pocas formas, las entendían en gran profundidad y tenían la capacidad para aplicarlas. Hoy, por supuesto, la situación es bastante diferente, conociendo varios katas incluso los grados relativamente bajos. Esto no es necesariamente algo malo ya que asegura que el Karate no pierde nada de su patrimonio, pero sería prudente coger una o dos formas favoritas (Tokui) para estudiar en profundidad. Motobu era sin duda un pragmatista que se tomaba la lucha en serio. Lo que debe considerarse es que los alumnos de Motobu estudiaron con él para mejorar sus aptitudes para pelear y él obviamente consideraba el estudio de Naihanchi como una parte vital de aprender a luchar. Si no fuera este el caso es extremadamente dudoso que un luchador como Motobu se hubiera molestado en aprender el kata en un primer momento y ciertamente no lo habría enseñado a sus alumnos si hubiera creído que era de poco valor.

Se dice que Motobu enseñó muchas técnicas de forcejeo y proyección extraídas de Naihanchi. Tales técnicas rara vez se ven entre las aplicaciones poco realistas a menudo asociadas con el kata actualmente. Una técnica de particular interés es el “Nami-Gaeshi” o patada de ola que regresa. La aplicación atribuida comúnmente a este movimiento es una acción de bloqueo o desvío en respuesta a una patada, o evitar un barrido. Ninguna de esas aplicaciones es particularmente efectiva o relevante para una situación de auto-defensa contra oponentes que es extremadamente improbable que sean otros karatekas. Aunque en algunos estilos el pie llega más alto, en la mayoría de estilos el pie viene al interior de la articulación de la rodilla. El propósito de esto es mostrar al practicante del kata dónde exactamente debería dirigirse la patada sobre las piernas del oponente. En algunos estilos de Karate okinawense incluso se hace referencia al hecho de dar una patada al interior de las rodillas del oponente como “Naihanchi-geri“. Se dice que Motobu utilizó en una ocasión la patada de Naihanchi para romper una de las piernas de su oponente.

No debería haber ninguna duda de que las habilidades de pelea en distancia corta son vitales para defenderse. Naihanchi proporciona instrucción para lucha en distancia corta; las técnicas son también directas y relativamente fáciles de aplicar. También podemos ver el uso integrado de golpeo y forcejeo, que es la clave para el éxito en distancia corta. Un vistazo a las aplicaciones desde la secuencia de apertura del kata revela lo efectiva que es la forma. Cada movimiento individual tiene el potencial para inhabilitar a un atacante y cuando se usan combinados (como enseña el kata) podrían muy bien ser fatales (esta secuencia está ilustrada en el vídeo “Karate’s Grappling Methods Vol.1“).

El primer movimiento de la secuencia posiciona al defensor en el interior del campo efectivo del golpe de puño del atacante. El golpe se dirige al seno carótido, lo cual tendrá como resultado pérdida del conocimiento debido a que el cerebro interpreta equivocadamente el golpe como elevada presión sanguínea y el cuerpo reacciona para protegerse contra hemorragia cerebral. (Incluso un empujón violento en esta zona puede resultar en pérdida de conocimiento). El tirón sobre el brazo derecho lanzará hacia atrás el hombro izquierdo del atacante y así evitará que se lance un efectivo golpe de puño a continuación en caso de que el golpe inicial del defensor fallara al incapacitar. El tirón también aumentará el impacto del golpe del defensor. Si el oponente sólo quedara aturdido la mano derecha del defensor asegurará la cabeza el oponente de forma que se pueda lanzar un golpe de codo a la base del cráneo (hueso óptico). El cerebelo sufrirá una conmoción resultando en desorientación y falta de función motriz. Un golpe poderoso podría ser fatal al separar el cráneo de la columna vertebral. Entonces se agarra la cabeza del oponente y se estira retorciendo hacia abajo a la izquierda utilizando el pelo, u oreja si el pelo es corto. Este giro del cuello en dos direcciones a la vez puede resultar en serios daños. Se lanza entonces un golpe de puño a la mandíbula que, si el oponente estuviera todavía activo, sacudirá el cerebro y derribará al oponente al suelo. Al caer el oponente al suelo, el defensor se resitúa dando un paso al otro lado (¡ni un campo de arroz a la vista!) antes de pisar el cráneo del oponente caído. El pisotón está muy enfatizado en Shotokan debido a la alta elevación de la pierna. La combinación completa tarda segundos en realizarse y contiene una serie de técnicas altamente peligrosas. Obviamente, cada técnica puede ser efectiva al aislarla pero al utilizarlas combinadas los efectos serían devastadores (y sólo estarían justificados en la más extrema de las circunstancias). En estos pocos primeros movimientos se saborea la efectividad y severidad de las aplicaciones de Naihanchi.

Los métodos y técnicas de Naihanchi son altamente potentes y dignos de profundo estudio. Nunca debería considerarse si las técnicas son visualmente impresionantes o no, lo único que importa es si las técnicas inhabilitarán al oponente. Naihanchi formaba parte de los métodos de Matsumura, Itosu, Funakoshi, Otsuka, Motobu, Mabuni, etc., todos ellos hábiles luchadores. Si sólo deseas impresionar a otros con tu kata, entonces la práctica de Naihanchi tendrá poca recompensa. Sin embargo, si necesitas habilidades efectivas de pelea en distancia corta y deseas seguir los pasos de algunos de los más grandes maestros de Karate, entonces Naihanchi y sus aplicaciones deberían practicarse sin cesar y estudiarse en profundidad.

Iain Abernethy

Fuente:
Naihanchi – Karate’s Most Deadly Kata?
Traducción al español: Víctor López Bondía [Con la autorización de Iain Abernethy
Anuncios

Una respuesta a “Naihanchi, ¿el kata más mortífero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s