Entrevista al Maestro Taiji Kase en 1985 (Revista Karateka, 1985)

Nacido en el año 1929, el Maestro Kase es uno de los discípulos del Maestro Funakoshi y uno de los «pilares del Karate Shotokan» mundialmente conocido.

Comenzó a practicar el Karate el año 1944, cuando tenía quince años, y continúa practicándolo en la actualidad, a sus cincuenta y seis años, de una manera ininterrumpida y habiendo alcanzando el grado de Octavo DAN de su estilo.

Fue en el año 1965 cuando los Maestros Enoeda, Shirai y Kase vienen a Europa, después de realizar una gira por Estados Unidos con objeto de mostrar a Occidente el Arte Marcial que en veinte años ha conseguido un mayor desarrollo en el número de practicantes y que mayor evolución técnica ha experimentado.

Tras sus exhibiciones por todo el mundo, la gente pide maestros que estén dispuestos a enseñar Karate y de esta forma se quedan en Europa, siendo el Maestro ENOEDA quien se establece en Inglaterra, el Maestro SHIRAI se queda en Italia y el Maestro KASE va primero a Holanda, más tarde a Bélgica y, por último, se afinca definitivamente en París.


¿Cómo encuentra el Karate europeo el Maestro Kase a su llegada?

Lógicamente, a nuestra llegada a Europa, el Karate estaba en sus inicios. Francia era quien se encontraba un poco más avanzada debido a que habían venido algunos estudiantes del Japón y comenzaron a dar algunas clases, con lo que se formó una pequeña base de practicantes que nosotros fuimos aumentando tanto en número como en nivel técnico.


¿Cuánto tiempo estuvo en Holanda y Bélgica?

En Holanda y Bélgica sólo estuve siete meses, pasando después a París, donde me he centrado principalmente, aunque con regularidad hacía desplazamientos a Holanda, Bélgica, Alemania, etcétera, para impartir cursillos por estos países y así ir asentando unas bases sólidas entre los practicantes del Karate Shotokan, que garantizarían su posterior desarrollo y crecimiento.

En estos veintiún años que llevo enseñando Karate Shotokan en Europa he formado muchos buenos Karatekas, algunos de ellos profesores también en sus respectivos países, que a su vez realizan una labor similar entre sus alumnos.


¿Cómo ha evolucionado el nivel del Karate desde que comenzó a enseñarlo en Europa hasta nuestros días?

El aprendizaje del Karate lleva mucho tiempo; yo diría que toda una vida, por lo que veinte años de práctica asidua, aunque es bastante tiempo, no es nada para todo lo que queda por aprender. Los que llevan más o menos ese tiempo son capaces de apreciar la evolución que se ha ido produciendo en su Karate; pero aquellos que tan sólo llevan diez años todavía no han adquirido el suficiente conocimiento como para apreciar la realidad de lo que encierra el Karate.

Cada día encuentro cosas nuevas en el Karate. No es que invente nada, ya estaban ahí, lo que pasa es que las vas descubriendo poco a poco y de forma gradual, ya que unos conocimientos te sirven de base para descifrar otros y éstos a su vez son el escalón que te permite alcanzar un mayor nivel y así sucesivamente.

El Karate en sus primeros años tiene una base primordial en el estado físico, la fuerza, velocidad, etcétera, del practicante. Es la parte que sirve de esqueleto a todo lo que con el tiempo irá aportando este Arte Marcial.

Según se perfecciona el nivel técnico del Karate, poco a poco se va haciendo necesario ir profundizando en el espíritu, el Do, desarrollándolo y complementando cada técnica realizada que sin éste espíritu no pasaría de ser mera coreografía más o menos bien ejecutada.

Por último, se llega a un grado en que para progresar hay que hacerlo a través del espíritu, camino más difícil de seguir y que, según avanzas por él, adquieres el Ki, que de forma natural vas a utilizar en todo tu trabajo tanto en Karate como en la vida cotidiana.


Maestro Kase, se habla ahora sobre la posibilidad de que el Karate se convierta en un deporte olímpico, ¿qué ventajas o inconvenientes le ve a esto?

El Karate como Karate Do no necesita para nada ser un deporte olímpico, ni tan siquiera un deporte.

Para el Karate en general, puede ser beneficioso, ya que no hay duda de que una Olimpíada ejerce una considerable influencia entre el público que la ve, y esto, indudablemente, aumentaría el número de practicantes; pero esto también entraña un riesgo notable, ya que puede quedarse en mero deporte, perdiéndose el Do, algo así como le ha pasado al JUDO, y a la larga se ha comprobado que puede ser perjudicial.

No hay que olvidar que el Karate de competición es tan sólo una corta etapa dentro de lo que es el Karate, diez o quince años a lo sumo; cuando se está pensando en una vida que puede durar de setenta a ochenta años, esto es una parte demasiado pequeña como para sacrificarlo todo a ello.

Por ello creo que la competición, como etapa hay que pasarla; pero es preciso tener en cuenta que no es más que una etapa que llega, pasa y se va.


¿Cuántas veces ha estado en España y cómo ve el desarrollo de la A.E.K.A?

He estado en España unas siete veces y en ellas he podido apreciar cómo poco a poco la gente empieza a conocer cómo es el Karate Shotokan, y ahora es cuando contando con una base técnica adecuada se puede desarrollar mucho más.

Se comenta que en un futuro más o menos próximo el Maestro Nakayama piensa retirarse por su edad de la presidencia de la Japan Karate Association, ¿quién cree que le podría suceder, acaso, el Maestro Kase?

De la retirada del Maestro Nakayama creo que es prematuro hablar, y sobre todo no es a mí a quien corresponde contestar a esta pregunta; pero en el caso de que esto sucediera, hay gente en Japón muy cualificada que podría ocupar su puesto, ya que afortunadamente la J.K.A. cuenta con excelentes Maestros.

Independientemente de esto, yo, por mi parte, no me he planteado volver a Japón a corto plazo; quizá cuando sea mucho mayor piense en ello, pero por ahora no lo he pensado. Estoy muy contento en Europa.


¿Realiza exámenes de grados cada vez que dan un cursillo?

Sí, pero son únicamente una titulación de la J.K.A., con un programa oficial de la misma y con unos requisitos establecidos para acceder a ellos. El tribunal lo formamos generalmente los Maestros asistentes al curso, asistidos por el Maestro del país anfitrión, cuando se trata de un cursillo internacional.


Con estas preguntas dábamos por terminada esta primera toma de contacto con el Maestro Kase, agradeciendo al Maestro Aoki que nos hiciera de intérprete de sus respuestas para nuestra revista y deseándole muchos éxitos en su labor de enseñanza y formación de buenos karatekas.

José M. Villalón
Carlos Herva

Fuente:
Entrevista al maestro Taiji Kase (Karateka, 1985)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s