¿No hay primer ataque en Karate?

por Iain Abernethy

En años recientes ha existido mucho debate con respecto a la legitimidad del golpe preventivo. Algunos apoyan el método afirmando que la acción es siempre más rápida que la reacción, y enfatizan la importancia de tomar la iniciativa en situaciones de alto riesgo. Otros se oponen al método por razones éticas. La famosa cita de Gichin Funakoshi, “Karate ni sente nashi” o “No hay primer ataque en Karate“, se utiliza normalmente para justificar esta postura. Como karateka tradicional, creo que el entrenamiento debería girar en torno al auto-desarrollo y la auto-defensa, y de hecho debería promover ambos. No deseamos producir terreno de entrenamiento para matones pero tampoco fallar al preparar a nuestros alumnos para tratar con la violenta minoría de la sociedad. El tema del golpe preventivo es ciertamente polémico (¡como descubrí tras incluirlo en mi libro “Karate’s Grappling Methods“!). Una cosa en la que ambos bandos están de acuerdo es que la pelea debe ser evitada siempre que sea posible, lo que origina el debate es qué hay que hacer cuando la pelea no puede ser evitada. No puede haber muchos artistas marciales que crean que el individuo no tiene derecho a defenderse, la cuestión parece ser ¿en qué punto es legítimo el uso de la fuerza?

Yo creo que “Karate-do ni sente nashi” y el golpe preventivo no son de ninguna manera mutuamente excluyentes y pueden coexistir juntos. En mi opinión una vez un agresor ha decidido atacarnos, el ataque ha comenzado y estamos en nuestro derecho de utilizar los métodos que sean apropiados para garantizar nuestra seguridad. Obviamente no podemos leer la mente de nuestro oponente así que debemos buscar indicios físicos de que un ataque es inminente. Comportamiento como lenguaje corporal amenazador, amenazas verbales, voz elevada, excesiva grosería, etc. Si un individuo se está comportando de forma agresiva mientras trata de invadir nuestro espacio personal hay entonces una gran posibilidad de que su agresión verbal esté a punto de pasar a lo físico. Esta agresión verbal es un ataque en sí mismo y esperar hasta que el ataque llegue a ser físico es extremadamente imprudente. (Lea los excelentes libros de Geoff “Three Second Fighter” y “The Fence“)

En su libro “Karate-do Kyohan“, Gichin Funakoshi escribió: “Cuando no hay ninguna vía de escape o uno es atrapado incluso antes de poder realizar cualquier intento de escape, entonces por primera vez el uso de las técnicas de autodefensa debería ser considerado. Incluso en ocasiones como estas, no muestre ninguna intención de atacar, sino primero deje que el atacante se descuide. En ese momento atáquele concentrando toda su fuerza en un golpe a un punto vital y en el momento de sorpresa, escape y busque refugio y ayuda.” Esto es exactamente lo que recomiendan muchos de aquellos que enseñan el golpe preventivo. Es interesante que la cita anterior exponga “… En ese momento atáquele…“, a diferencia de “… En ese momento espere hasta que el agresor ataque antes de contraatacar…“. Parece que una vez todas las demás opciones se han agotado, Funakoshi no tenía ningún problema con el golpe preventivo como medio de facilitar el escape. Yo creo que el golpe preventivo es un método “defensivo” en tanto que es una manera de evitar los asaltos no provocados de otros. Golpear a un individuo cuando él no ha iniciado el asalto sería indudablemente una violación de Karate-do ni sente nashi, sin embargo, creo que ser preventivo, cuando uno está convencido de que la agresión de otros no puede ser evitada de ninguna manera, es éticamente justo.

Otra razón por la que actuar preventivamente se desdeña a menudo es el hecho de que todos los katas empiezan con una técnica defensiva. Se ha escrito mucho sobre cómo esto subraya la importancia de no golpear primero. En efecto todos los katas empiezan con técnicas defensivas, ¡algunas de las cuales son preventivas! El saludo y movimiento de apertura de Passai (Bassai Dai) es un buen ejemplo (ver la página 112 del libro KGM). El oponente simplemente ha actuado de forma agresiva (agitando su puño) y el kata lo considera suficiente justificación para pasar a la acción. Hay muchos otros ejemplos donde los katas son preventivos (los de las páginas 45 y 124 son buenos ejemplos).

La práctica del golpe preventivo se puede encontrar como parte de la práctica diaria en Wado-ryu (si se reconoce como tal es un tema aparte). En el programa de Wado-ryu podemos encontrar “Tobo-Komi-Tsuki” que es un golpe de puño a la cabeza que se lanza desde la posición natural antes de adoptar una posición de pelea. La técnica no tiene ninguna parada que la preceda y parecería ser contraria a “Karate-do ni sente nashi” si la interpretación predominante de “no hay primer ataque en Karate” fuese correcta. Yo creo que Ohtsuka pretendía que esta técnica fuera utilizada cuando un agresor estuviera preparándose para lanzar un ataque no provocado, y al incluirla en su estilo reconoció la importancia de practicar tales métodos. Ohtsuka – como Funakoshi – también enfatiza el pacifismo y la importancia de evitar el conflicto donde sea posible, y de ninguna manera recomienda golpear a un individuo que no se esté preparando para lanzar un ataque. En su libro “Wado-Ryu Karate“, Ohtsuka escribió: “No hay nada tan desafortunado como encontrarse a uno mismo en una situación en la que debe utilizar las artes marciales para protegerse a sí mismo. El objetivo del entrenamiento en artes marciales es entrenar duro y sin embargo buscar un estado donde las artes marciales no necesitan ser utilizadas. Por lo tanto, uno debe buscar el camino de la paz y desear también ese camino.

Actuar de forma preventiva siempre ha formado parte del Budo. En el texto clásico sobre estrategia “Go Rin No Sho” o “El libro de los cinco anillos” Miyamoto Musashi nos habla de tres métodos para anticiparse al enemigo, uno de los cuales es “atacar en la preparación del enemigo para atacar“. Esto es exactamente lo que estamos haciendo cuando asestamos un golpe preventivo. Si atacásemos cuando el enemigo no estuviera preparándose para atacar, entonces estaríamos actuando de manera inconsistente con la ética de las artes marciales. Si, no obstante, el oponente se está preparando para atacar entonces simplemente estamos ganando la iniciativa y asegurando nuestra seguridad.

Una vez el golpe inicial ha sido propinado deberíamos aprovechar la oportunidad para huir. Si continuásemos golpeando al oponente estaríamos moralmente (y legalmente) en lo incorrecto además de ponernos a nosotros mismos en riesgo si el oponente tuviera cómplices de los que no éramos previamente conscientes. El golpe preventivo no debería usarse para resolver disputas o como un medio para debilitar a un individuo para poder darle “una buena patada”. De lo que estamos hablando es del uso legítimo de un golpe preventivo, cuando ninguna otra opción está disponible, para distraer al agresor en el caso de ataque no provocado para facilitar el escape. Si el golpe preventivo se utiliza de esta forma entonces creo que de ninguna manera es contrario a “Karate-do ni sente nashi” (y – a juzgar por la cita de Karate-do Kyohan – Funakoshi tampoco creía que lo fuera).

Si no obtuviésemos la iniciativa, y la oportunidad de escapar que proporciona, estaríamos forzados a pelear (si todavía fuéramos capaces) y eso podría resultar en que se cometiera mucha más violencia ya sea contra nuestro oponente o contra nosotros mismos. Como verdaderos artistas marciales siempre deberíamos desear causar a nuestro oponente el menor daño necesario para asegurar nuestra seguridad. Si no actuamos de forma preventiva, estaremos forzados a una posición de tener que asegurar que el oponente no puede operar, a diferencia de simplemente estar lo suficientemente aturdido para asegurar un escape efectivo.

Otra consideración vital es la gran posibilidad de múltiples oponentes. Si no tomamos la iniciativa en esta situación nos estamos poniendo en gran riesgo. Al establecer el principio de “Karate-do ni sente nashi” no creo que fuese la intención de los maestros pedirnos que actuásemos de una manera que daría la ventaja a la minoría violenta de la sociedad, sino asegurar que no nos convertimos en parte de esa minoría. Algunos dirían que golpeando primero estamos “rebajándonos a su nivel”. Estoy muy en desacuerdo con esta afirmación ya que cuando un verdadero artista marcial es forzado a la posición de tener que utilizar un golpe preventivo será con una sensación de remordimiento. Habrá hecho todo lo posible para evitar y distender la situación y ahora debe utilizar la fuerza si es que quiere garantizar su seguridad. Compare esto con el agresor que está utilizando la fuerza para su disfrute personal o beneficio económico, que se sentirá bien al infligir dolor, y lejos de evitar la violencia, ¡la ha buscado activamente!

En mi opinión “Karate-do ni sente nashi” es un recordatorio para que siempre evitemos la violencia, para nunca pelear como resultado del ego y sólo hacerlo para garantizar nuestra seguridad (o la de otros) en el caso de ataque no provocado cuando ninguna otra opción está disponible. ¡No creo que la intención fuera exigir que una mujer que acaba de ser informada – por un agresor que blande un cuchillo – de que está a punto de ser agredida, y que no tiene forma de escapar, deba esperar hasta que el cuchillo sea realmente lanzado hacia ella antes de poder actuar! Golpear en la preparación del oponente para atacar, cuando no podemos escapar inicialmente, es un método justo y legítimo, respaldado por los escritos de los maestros pasados, contenido en los katas y (en mi opinión) es completamente coherente con “Karate-do ni sente nashi“.

Iain Abernethy

Fuente:
No First Attack in Karate?
Traducción al español: Víctor López Bondía [Con la autorización de Iain Abernethy]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s